¿Qué puedo dar de comer a mi mascota?

Para la alimentación de nuestras mascotas lo más completo y equilibrado, es el pienso seco apropiado en cada caso, ahora bien, si quieres hacérselo más agradable y dado que algunos dueños de mascotas prefieren ampliar la dieta de su perro complementando el habitual pienso seco se lo podemos mezclar algún otro ingrediente casero o comercial (lata).. Esto no es necesario, ya que el pienso tiene todos los elementos que el animal necesita pero, de hecho, son muchos los que comparten cada vez más su comida con su perro. Pero hay que andarse con ojo, pues no todo lo que nos sienta bien a nosotros les sentará bien a ellos.

Para evitar problemas, si tenéis pensado alterar la dieta de vuestro compañero siempre es mejor consultar con el veterinario, pues sólo él puede indicaros tipos de alimentos y cantidades a darle y cómo pueden afectar los cambios a su sistema digestivo. Para aclarar un poco más las ideas, a continuación os proponemos una lista de las principales frutas que sí puede tomar, sin miedo a intoxicaciones o demás complicaciones para su salud. Otra cosa, es que le guste.

Atención, es muy importante que no coma las semillas, huesos o pepitas de las frutas, bajo ningún concepto, pues esas sí pueden ser tóxicas para su organismo.

Comer

Kiwi

Saludables por su contenido en vitamina C, potasio, fibras y beta-caroteno. Especialmente indicados para perros con problemas respiratorios.

Manzana

Ideales para combatir la displasia de cadera, así como posibles problemas de corazón y cutáneos, por su riqueza en potasio, fibra y Vitamina C.

Melón

La ingesta de melón puede prevenir la aparición de cataratas, lo cual la convierte en una muy buena fruta que dar a vuestra mascota. Rica en beta-caroteno y vitaminas C y B-6, es además de las pocas frutas que no provocan alergia alguna en la especie canina.

Moras y arándanos

Las primeras contienen antioxidantes, fibra y Omega-3, por lo que pueden ayudar al animal con la digestión y el pelaje; por su parte, los arándanos son especialmente amigos de los perros más adultos, puesto que sus antioxidantes, zinc, selenio, hierro y vitaminas C, E, A y B velan por su salud cardiovascular.

Plátano

Es la fruta ideal para los grandes deportistas, gracias a la cantidad de vitamina B6 y C, minerales, fibra, electrolitos y manganeso. Ideal para los perros atléticos… ¡Además de estar buenísimos para sus paladares!

Sandía

La fruta por excelencia del verano, por lo bien que nos hidrata a los humanos, hace la misma función en nuestra mascota. Y además, contiene mucha vitamina A y C, potasio y magnesio.

 

Pero también debes tener en cuenta que, aunque te sorprenda, ciertos alimentos que nosotros comemos habitualmente pueden resultar dañinos, incluso mortales, para tu perro. Te comentamos algunos de los que tienes que tener en cuenta para que nunca se los des a tu perro:

PRohibido

 

Aguacate

El aguacate contiene una toxina que puede resultar venenosa para algunos animales como pájaros y caballos, pero no se ha demostrado completamente si también lo es para nuestros perros. Pueden sufrir de indigestión si comen la piel y contenido del aguacate, pero lo más peligroso es la semilla, ya que puede causar obstrucción del esófago o intestino.

Ajo y Cebolla

Son bastante fuertes y producen daños en los glóbulos rojos del perro, que comienza a notarse después de los cinco días de la ingesta. Los síntomas incluyen anemia y orina oscura. Si tu perro ha consumido cebolla o ajo debes visitar a tu veterinario lo más pronto posible. En algunos casos es necesaria una transfusión de sangre.

Cafeína y teína

Contienen ácido oxálico

Cerdo crudo

Puede causar la enfermedad de Aujezky (pseudo Rabia).

Col de Bruselas o Brécol crudo

Contiene ácido oxálico

Comida para perros a gatos o viceversa

Si tienes gatos y les has dado comida para perros, o al revés, es una práctica que aunque te parezca sin importancia (y a veces, si se te ha acabado alguno de los piensos, te saque del apuro) debes dejar de hacer inmediatamente.

  • La comida para gatos está compuesta por vitamina A, mientras que la de perros contiene beta caroteno (sus organismos lo convierten en vitamina A).
  • La Taurina es un aminoácido que necesitan los gatos, pero los perros la producen naturalmente. La comida para perros no contiene esta sustancia, por lo que su carencia puede provocar enfermedades del corazón en los gatos.
  • Los niveles de proteína en la comida de perros son más bajos que en la comida de gatos. Aunque hay gatos que pueden vivir con consumos bajos de proteína, no es lo más indicado para su salud.
  • La densidad calórica y los altos niveles de proteína no son buenos para el tracto gastrointestinal de nuestro perro. Diarrea, vómitos y pancreatitis son algunos de los síntomas que puede tener tu mascota al consumir comida para gatos.

Chocolate

Tu perro puede enfermar al ingerirlo. Además de tener alto contenido en grasa, el chocolate contiene cafeína y teobromina, dos estimulantes que afectan al sistema nervioso, la musculatura cardíaca y la frecuencia del orinado.

Espinacas y acelgas

Ya que contienen ácido oxálico.

Frutos secos

No deben tomar nueces, cacahuetes, nueces de macadamia, nuez moscada, almendras… Todos ellos contienen ácido oxálico.

Huesos y semillas de frutos

Como vimos anteriormente, hay frutas que pueden consumir, pero el problema surge  si lo come enteros. Los huecos contienen cianuro y encima si son grandes se los puede atragantar.

 

Huesos:  de pollo, ternera, conejo etc.

Porque se pueden quedarse atravesados o astillar y dañar los órganos internos.

Huevo crudo

Los huevos crudos contienen una sustancia que disminuye la absorción de la Vitamina B. Esto puede provocar problemas con la piel y el pelaje. Además, los huevos crudos pueden contener Salmonella que puede ser peligrosa para tu perro. Solo la yema se puede dar cruda a un perro. Los huevos enteros, siempre cocidos.

Masa de pan cruda, levadura

La masa de pan cruda contiene levadura viva que puede ser peligrosa para el sistema digestivo de tu mascota. El estómago constituye el ambiente ideal para que la bacteria se multiplique, provocando una expansión de la masa dentro del perro que puede ser tan grave como para reducir la circulación de la sangre en las paredes estomacales. Adicionalmente, la expansión puede comprimir el diafragma, lo que provoca una respiración dificultosa.

Patata cruda

Contiene alcaloides del grupo de la solanina que es tóxico para los perros.

Pescado crudo

Dado quepuede contener parásitos como el famoso anisakis.

Sal

La comida comercial de nuestros perros contiene pequeñas cantidades de sodio que pueden tolerar. Sin embargo, grandes cantidades de sal pueden ser muy perjudiciales para su salud e incluso causarle la muerte. No se les debe dar palomitas, patas chips, aceitunas, atún en lata etc. Los perros no sudan como nosotros y la sal se acumula en el cuerpo y solo se pierde muy poco a través de sus patas al sudar. (Sí, sudan por las patas, y no por “la lengua” como habitualmente se cree)

Tomate

El tomate contiene alcaloides del grupo de la solanina que es tóxico para los perros. Los tomates verdes son más peligrosos porque contienen una cantidad más elevada.

Uvas y pasas

Evita que tu perro consuma uvas o pasas ya que pueden causar problemas renales, atacar el riñón y alterar la orina. Si tu perro las ha consumido, los síntomas inmediatos son el vómito y la diarrea, pero luego puede presentar anemia, falta de apetito, dolor abdominal e ingesta excesiva de agua.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ten cuidado, en definitiva, con lo que le ofreces a tu perro. Por supuesto, el perro no va a “explotar” porque le des un poquito de chocolate pero, ¿realmente le hace falta?  ¿Puede vivir sin ello? Pues sí. Seamos sensatos.